Canon 5DS vs 5DSR: Un sensor enorme en la palma de la mano.

15

Agosto, 2017

Análisis
Material
Fotográfico

Canon 5DS vs 5DSR: un nítido recorrido

A primeros de 2015 estaban a prueba las primeras unidades de producción. Canon 5DS vs 5DSR: La marca ha depositado en la 5DSR una clara intención en la definición. Gracias a ello logra el máximo aprovechamiento de su rejuvenecido catálogo de objetivos «L». Tras meses en el mercado, parece que las posturas opuestas que originó, se disipan. Ahora goza de un puesto de confianza en estudios fotográficos y en manos de aficionados avanzados.

A diferencia de su hermana gemela, la Canon 5DS, éste modelo tiene el filtro óptico de paso bajo (OLPF) desactivado. Éste es el punto diferenciador si pensamos en «Canon 5DS vs 5DSR». Ambas tienen un sensor CMOS Full Frame de 50,6 megapíxeles, además de enfoque de 61 puntos. Para gestionar semejante flujo de información Canon ha incluído un doble procesador Digic 6. Su sensibilidad alcanza los 6400 ISO (ampliable a 12800 ISO) y su velocidad de obturación hasta 1/8000. Esta gama es capaz de mantener una ráfaga de 5 fps y un ratio 30p en grabación de vídeo a 1080px. Todo ello, junto con otras muchas cualidades, la convierten prácticamente en un comodín para cualquier trabajo.

Canon logra una definición sin igual con el filtro de paso desactivado.

Fotografía original de Canon con crop para el detalle

La gama Canon 5DS porta un sensor de muy alta definición

Lo que más llama la atención en la gama EOS 5DS es la resolución de su sensor CMOS que alcanza los 50,6 megapíxeles en formato FF. Gracias a semejante definición las posibilidades de recorte y de ampliación para la impresión final son muy elevadas. Por ello resultan ideales para toda producción destinada a cartelería y a edición profesional. Sin embargo esta cualidad tiene su contrapunto y es que trabajar con semejante volumen de información requiere de equipos de elevadas prestaciones y sobre todo de mucha capacidad de almacenaje.

«La ausencia de filtro OLPF junto con una resolución de 50,6 Mpx efectivos, genera una nitidez máxima en este tipo de equipos. Por este motivo aparece en ocasiones cierto efecto muaré (debidamente minificado gracias a la alta resolución).»

Sistema de enfoque preciso y rápido

Además de la definición de su sensor, otro factor determinante en la gama EOS 5DS es su enfoque llamativamente preciso y veloz. Se trata de un sistema de 61 puntos: 41 puntos en cruz f4 junto con 5 puntos en cruz f/2.8 y 1 punto en cruz f/8. No obstante, para lograr pleno rendimiento en un sistema de estas características, hay que recurrir a los objetivos de última generación como el Canon L 24-70 f2,8 II. Además, su doble procesador Digic 6 maneja ráfagas de 5 FPS. La sensación de disparo se vuelve relajante gracias al sistema silencioso de control de vibración del espejo. Además este sistema también favorece mejores resultados al evitar en gran medida la trepidación.

  • Sensor: CMOS FF de 50,6 Mpx efectivos (aspecto 3:2)
  • Procesador de imagen: Doble Digic 6
  • Enfoque: 61 ptos
  • Compensación de la exposición: +/-5 EV
  • Sensibilidad: 100 a 6.400 ISO (50-12.800 ISO)
  • Velocidad de obturación: 30″ a 1/8.000 s
  • Visor: Cobertura del 100%
  • Monitor: LCD TFT Clear View II de 3,2 pulgadas y 1.040.000 píxeles
  • Ráfaga: Máx 5 FPS (510 PEG o 14 RAW)
  • Vídeo: Hasta 1080/30p
  • Dimensiones 152 x 116,4 x 76,4 mm
  • Peso 845 g (solo el cuerpo)

Poco ruido y menos vídeo

Como criterio de calidad del fantástico sensor que porta la Canon 5DSR, es más que reseñable que hasta ISO4000-5000 el ruido es inapreciable. Incluso resulta prácticamente inexistente hasta ISO6400. Más allá de estos niveles, como siempre ocurre en situaciones forzadas, sí se aprecia aunque de manera controlada.

En cuanto a sus capacidades de vídeo, llama la atención que Canon haya decidido limitar esta cámara. En este apartado ofrece un formato de grabación de 1080/30p sin alcanzar el 4K que ya se está convirtiendo en tendencia de mercado. No obstante lo cierto es que se trata de un equipo pensado para fotografía de muy alta calidad y no para vídeo. Es decir, este plus de grabación de vídeo puede venir bien en momentos puntuales pero dudamos que el usuario que compre este modelo se preocupe por esa faceta, sino más bien por la fotografía de retrato, producto y paisaje.

Conclusiones…

Por una inversión que a día de hoy ronda los 3600 euros, se puede gozar de un equipo con prestaciones de estudio e ideal para paisajes y, en general, todo tipo de trabajos. Parece claro que quien vaya a comprar este cuerpo no lo hará pensando en vídeo (hay otros equipos mucho más específicos en ese presupuesto), por lo que debemos obviar ese apartado. Es más, su punto fuerte es su sensor de cualidades excepcionales en formato FF. Pero no nos engañemos: es más que probable que debamos ampliar el presupuesto para tener un conjunto coherente (objetivos, almacenamiento y equipo para edición acordes a esta máquina). Por nuestra experiencia y por la diferencia de precio nos decantamos por esta versión 5DSR antes que por su gemela la 5DS. Esta decisión viene motivada por su extra en definición y un buen control de muaré.